como estructurar tu web

¿Cómo estructurar tu web?

¿Cómo estructurar tu web para tener éxito?

Si ya te has decidido a dar el paso más importante para estar presente en internet y dar a tu negocio, proyecto o marca personal el impulso que necesita, entonces tal vez te encuentras ante la pregunta ¿por dónde empezar mi página web?

Tanto si deseas emprender este camino hacia una presencia digital profesional en solitario como con la ayuda de profesionales, como un pequeño estudio digital o una agencia de comunicación, el primer paso será concretar y definir el proyecto web ideal para ti, mediante un análisis que será el fundamento sobre el que construir tu sitio en internet:

  • Establecerás los objetivos de tu página web y trabajarás orientado/a a ellos.
  • Ordenarás las ideas y construirás una comunicación sólida.
  • Detectarás las funcionalidades que necesitas incorporar en tu web.
  • En caso de que cuentes con ayuda externa para tu proyecto web, analizar la estructura que deseas para tu web te permitirá obtener un presupuesto más ajustado a la realidad del proyecto.

Pasos para decidir cómo será tu web 

Para empezar, vamos a pensar cuál es el objetivo principal de la nueva web que vamos a crear: ¿Dar a conocer nuestro trabajo?, ¿Recaudar dinero para un proyecto social?, ¿Conseguir nuevos clientes?, etc. Sobre la base de este objetivo pensaremos la estructura de la web y los diferentes bloques de contenido. Nunca plantees una web sin pensar en tu estrategia para que esta pueda cumplir con la función que esperas de ella.

Piensa en la competencia o compañeros del sector y mira sus páginas web. No se trata de imitar sino de buscar tu propio mensaje e imagen, pero seguro que te ayudará a inspirarte y no olvidarte de aspectos importantes.

A partir de aquí centraremos nuestra atención en la página principal o home del sitio web. Esta página guiará al usuario hacia las diferentes páginas y debe ofrecer de un vistazo una idea bastante clara sobre qué eres y qué haces. El diseño jugará después un papel clave para que además sea atractiva, pero no esperes que nadie se quede navegando en tu página si de entrada no le comunicas lo que quiere saber. Para ello puedes realizar un esquema de contenidos comenzando por el menú: Para ir bien intenta que este no tenga más de 6 elementos y decide qué información ofrecer en base a lo que tus usuarios necesitan conocer. “Sobre nosotros”, “Servicios”, “Contacto”, etc., son algunos puntos de menú bastante comunes. Detente a pensar qué objetivo debe cumplir cada apartado.

Un consejo que siempre te funcionará es simplifica y ganarás. No hagas que el usuario de tu web se desespere buscando la información que busca porque lo perderás. Pónselo fácil e intenta no crear subpáginas a un tercer nivel, es decir, haz que toda la información se encuentre como máximo a dos clics.

Imagina el contenido que pondrás en cada una de las páginas. Por ejemplo, si presentas una serie de servicios, ¿los detallarás exhaustivamente en diferentes páginas o mostrarás todos en una página y de un solo vistazo?

¿Qué necesito incorporar en mi web?

Decide las funcionalidades que vas a incorporar para desarrollar tu estrategia. A veces es mejor seleccionar bien que querer abarcarlo todo.

  • Contenidos dinámicos

Son recomendables para tener contenido actualizado y para que los bots de Google nos favorezcan. Para el posicionamiento web es importante que Google detecte que el contenido va siendo modificado, que la web está viva.

Eso sí, requiere de un trabajo regular de actualización y creación de contenidos. Pero para ello puedes contar también con la ayuda de tu agencia o estudio digital.

Ejemplos de ellos son las secciones de noticias o de actualidad, eventos, etc., muy buenos para mantener a tus usuarios informados de tus novedades y de tu actividad.

  • Blog

Aunque también es un contenido dinámico, vale la pena especificarlo aparte porque puede tomar un gran peso en tu web si tu estrategia pasa por la creación de contenidos.  

  • Sistema de reservas o pagos

Si tu sitio web necesita que los clientes compren entradas o reserven cita a través de un sistema, esto requerirá de una funcionalidad específica. Lo mismo si necesitas captar socios o recibir donaciones a través de tu web.

  • Captación de leads

Si tu estrategia pasa por captar leads tendrás que potenciar el registro de usuarios para aumentar tu base de datos y potenciar el email marketing. Necesitarás un formulario de suscripción para que se apunten, ofrecer una newsletter o curso, etc.

  • Tienda online o e-commerce

La dimensión de tu proyecto web aumenta si lo que necesitas es vender productos en internet. No tengas miedo de la complejidad de añadir una tienda online a tu web, tu negocio crecerá con facilidad.

Lograr objetivos con tu web

Si decides contar con ayuda de profesionales como una pequeña agencia o estudio de creación digital, tendrás acompañamiento y consejo para definir de la mejor manera la estructura de tu web y lograr tus objetivos. Será imprescindible determinar los llamados call to action para conseguir conversiones según tus objetivos, es decir, llevar al usuario de tu web a actuar, por ejemplo, enviándote un mensaje, llamando o registrándose.

¡Ánimo! Dedicar esfuerzo en este punto de tu proyecto web te hará triunfar, vale mucho la pena invertir un tiempo en este análisis para estructurar tu web.  Contacta con LOTUS Estudi si quieres que te ayudemos.

Contacta con nosotros

CONTACTA CON NOSOTROS











    ¿cuánto cuesta una web?

    ¿Cuánto cuesta una web?

    A menudo nos preguntan ¿cuánto cuesta una web? Bien, si tú también te lo preguntas, imagino que lo que quieres saber es un precio aproximado, una horquilla o alguna referencia económica para tener una idea de cara a tu proyecto personal o negocio.

    Nuestra respuesta es: depende.

    ¿De qué depende? Pues fácil, de lo que quieras que contenga tu web. No será lo mismo una página web informativa que una web que contenga una tienda online o e-commerce. El precio de una página web variará también, por ejemplo, de si la quieres en un idioma o en varios, si tiene un sistema de reservas de citas, si tiene acciones automatizadas, etc. Como ves, las opciones son muy variadas y así, solo con la pregunta de cuánto cuesta una página web, es muy difícil dar un precio, tendremos que definir un poco más el proyecto digital que necesitas.

    Pero vayamos al grano, porque si has entrado en este post es porque querrás saber, al menos, por dónde van los tiros. Recuerda, eso sí, que hablaremos de páginas web profesionales, no de las que se puedes crear en plataformas gratuitas como godaddy, wix o 1&1.

    ¿Qué hay que tener en cuenta para valorar una web?

    Bien, para ayudarte voy a diferenciar entre los tres grandes tipos de escenario en los que me he encontrado durante los años que llevo desarrollando.

    • Básica a partir de una plantilla
    • A partir de una plantilla con tienda online básica.
    • A medida.

    Es importante recordar que, en cualquiera de los escenarios comentados, será imprescindible determinar un diseño (aunque sea a partir de una plantilla, tendremos que elegirlo y seleccionar para cada página y sección los elementos que ofrece la plantilla que vamos a utilizar), que va a haber tareas de instalación y configuración del gestor de contenidos, de las cuentas de correo, de las copias de seguridad, del logotipo de tu proyecto o compañía y algunas cosas más. Como ves todo esto es de base, sin ninguna funcionalidad adicional.

    Si este trabajo te lo hace un freelance, por lo general, el primer escenario de una web básica con plantilla estaría a partir de los 800€, si además incluye tienda online, es decir, el segundo escenario que te he presentado, el coste estaría a partir de los 2500€ y, en el tercer escenario, una web a medida con varias funcionalidades y un diseño totalmente personalizado, la inversión será a partir de 3500€. Todos estos precios son orientativos y, por supuesto, se incrementan si los que realizan el trabajo son una agencia o empresa mediana o grande, que tendrán más costes que un freelance o una pequeña agencia o estudio digital.

    A partir de aquí, podemos ir aumentando las funcionalidades que tiene una web.

    ¿Qué funcionalidades puedo añadir a mi web?

    • Tienda online (e-commerce): Aquí no solo se trata de introducir productos, precios y ya está. Además de eso, hay que configurar varias cosas para que la tienda funcione como, por ejemplo, pasarelas de pago como Paypal, tarjeta o transferencia. Configurar también las cuentas de correos a los que entraran los pedidos y la plantilla de los correos que llegarán a los clientes, la gestión de los envíos en caso de productos físicos o cualquier peculiaridad que pueda tener tu tienda online.
    • Sistema de reservas: Si tu sitio web necesita que los clientes reserven cita contigo a través de un sistema, esto requerirá de un trabajo de configuración para evitar errores que puedan repercutir en la satisfacción de tus clientes.
    • Web multidioma, en la que los usuarios puedan acceder al contenido en dos o más idiomas.
    • Sección de noticias o actualidad. Un contenido dinámico que, aunque necesitará actualización regular, te ayudará muchísimo a posicionar mejor tu web en las búsquedas de navegadores como Google.
    • Blog. Igual que lo anterior, este contenido requerirá de una actualización más o menos constante y, por supuesto, de contenidos que interesen a tus usuarios.
    • Subscripción a una newsletter.
    • Integración con aplicaciones de terceros, en caso de que tu web necesite consumir datos o integrarse con otras aplicaciones.

    Cada funcionalidad que añadas a tu web incrementará el precio y dicho incremento dependerá nuevamente de quién te haga el trabajo.

    ¿Vale la pena invertir ese dinero en una web?

    Mi respuesta es contundente, ¡Tu web es tu escaparate en internet! Hoy en día prácticamente se podría decir que si no tienes web no existes, pues internet se ha convertido en la principal plataforma para darse a conocer. Pero su potencial, aunque es enorme, depende de un buen trabajo web.

    Si tus clientes ven una web desfasada, sin actualizar y pobre, posiblemente se marchen en tres segundos. Igualmente, si tu web no tiene un diseño atractivo y un contenido estructurado, no conseguirás que dediquen mucho más tiempo en conocer lo que ofreces. Si tu web no está optimizada el rendimiento será bajo, tardará mucho en cargar y perderás oportunidades. Etc, etc.

    Una vez tenga mi web, ¿tendré más gastos?

    Una vez acabada la web, será imprescindible realizar un mantenimiento, pero esto no es caro. Un plan básico de mantenimiento hará que tu web esté siempre actualizada, evitando que haya fallos de seguridad o que su rendimiento baje. Un profesional freelance o una pequeña agencia pueden ayudarte con esto por unos 50€ al mes, sin tener que preocuparte por tu web.

    No obstante, existen planes de mantenimiento más completos que incluyan optimización de copias de seguridad, horas de desarrollo por si necesitas modificar o actualizar algún contenido de tu web y prefieres que un profesional haga esto por ti, etc. Estos planes pueden variar su precio según los servicios que contrates.

    Por otro lado, la tecnología avanza muy deprisa y lo que funciona y está muy bien hoy, en un par de años habrá evolucionado mucho y tu web puede quedarse atrás. Te recomiendo también por este motivo que contrates un servicio de mantenimiento. El coste te parecerá insignificante cuando te encuentres con los dolores de cabeza que te da una web abandonada técnicamente. Además de tener tu web actualizada, evitarás sustos y malos momentos como por ejemplo estar editando tu web y que se rompa de repente o que restaures una copia de seguridad y esté corrupta.

    En conclusión, valorar una web no es una cuestión sencilla, y si preguntas a varios freelance o agencias para que te hagan un presupuesto, seguramente no tendrán el mismo precio. No es que uno sea más bueno que el otro, seguramente serán correctos, pero debes fijarte en lo que te incluye cada uno.

    Eso sí, si tu presupuesto es ajustado, te funcionará mejor contar con un estudio pequeño o con un profesional autónomo que trabaje solo o tras una marca propia. Ahorrarás en tu web y probablemente podrás tener una relación más personal y cercana durante todo el proceso de creación.

    Contacta con nosotros

    CONTACTA